El blog oficial de Tania A. Santos

miércoles, 13 de diciembre de 2017

¿Te comprarías este lector electrónico? | Letras de Tania




Un día del año 2014 andaba en el cine, viendo la cartelera y dudando acerca de qué película ver, cuando apareció frente a mí el cartel de la película conocida en los cines de México como "Está detrás de ti", y en inglés "It follows". 

Me encantó, porque despertó muchas ideas y reflexiones, aún después de haber salido de la sala. Tiene una trama interesante y un guión excepcional, pero creo que lo que más resaltó a la vista en esta peculiar película fue que a pesar de que parece ambientada en los años ochenta, una de las chicas de nombre Yara carga consigo a todos lados un lector electrónico con forma de almeja de mar. Al ser los lectores electrónicos una tecnología relativamente reciente, esto sacar a teorizar, y luego a reafirmar que se trata más de una película con intenciones anacrónicas, para que pareciera intencionalmente que no había un tiempo ni un espacio exactos en donde pudiéramos colocarla con nuestras teorías. 

Fuera de si se trata de un recurso colocado a propósito, el lector electrónico en sí tiene una apariencia curiosa que me hizo investigar en cuanto salí del cine, si realmente existía un producto como ese y por supuesto, si podía conseguir uno para mí. 

El eterno debate libro físico-electrónico no viene al caso porque en lo personal, me fascina poder tener acceso a la lectura desde prácticamente cualquier soporte. Si son libros inalcanzables de manera física, no me molesta en lo más mínimo adquirir un libro electrónico si con ello cumplo mi objetivo de poder disfrutarlo. Es por ello que valoré la "practicidad" de este dispositivo presentado en la película y me obsesionaba un poco la idea de poder cargar mis libros a todos lados en un aparato de tan curiosa forma y color. Tengo que aclarar que soy fanática de los moluscos y almejas, sobre todo en ilustraciones o de aquellos que puedes descubrir de vez en cuando al caminar por una playa, o al acercarte a la zonas aledañas de compras, donde siempre he podido encontrar y disfrutar de la peculiar forma y belleza de estos objetos tan cercanos al mar y a la naturaleza. 

¿Les gustaría poder leer desde un dispositivo así?

Por desgracia, este pequeño y peculiar lector no existe en la realidad, y esto lo dijo el director en una entrevista. En realidad, decidió que valía la pena convertir un estuche de maquillaje de los años 50's en un lector electrónico para la película en aras de hacerla parecer un sueño, y de esta forma lograr el efecto de que no se pudiera catalogar en ninguna época específica. 

Sin duda logró su cometido, aunque a costa de mi fantasía de haber adquirido en un futuro cercano un lector electrónico tan lindo. Tendré que seguir leyendo de las maneras vigentes hasta ahora, o al menos, hasta que alguien tome esta idea y la venda. Me pregunto si alguien además de mí la compraría... 

¿Qué hay de ti? 
¿Te gustaría tener un lector electrónico como este? 
Cuéntame tu opinión en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Viaje otoñal. Parte 1 | Letras de Tania


A finales de octubre tuve la suerte de viajar a Estados Unidos. Específicamente a New York, Salem y Providence. 

Fue un viaje breve pero muy intenso en todos los sentidos. Hay demasiado que podría contar pero trataré de ir por orden y con calma porque me gusta saborear a través de los recuerdos que guardo escritos y por supuesto, las fotografías.

New York City 

Debo confesar que no había volado sola antes, así que me sentía algo nerviosa, pero no ocurrió nada extraño (además del hecho de pasar 4/30 horas junto a dos desconocidos).

Del aeropuerto JFK (al sur de New York), tomé un autobús que me dejó cerca de la 7ma avenida, desde donde caminé mirando la ciudad en movimiento hasta el lugar en el que me encontraría con una amiga con la que conviviría durante todo el viaje.

La saludé, dejé la maleta en el lugar donde nos íbamos a hospedar, y salimos de inmediato a conocer una pizca de NY. Caminamos hasta el Museo de Historia Natural, donde me maravillé con la cantidad de fósiles y animales que representaban distintos ecosistemas (el marino fue sin duda mi favorito).  







Después de recorrerlo casi completo, salimos para comer un sandwich en uno de los food trucks que había cruzando la calle. Fue un momento relajante para tomar fotografías y descansar las piernas antes de continuar nuestro camino. 


Un poco más tarde, atravesamos a pie Central Park para dirigirnos al MET (Museo Metropolitano de Arte), donde nos maravillamos con la sala egipcia, las armas que conservan de distintas épocas, el ala de pintura del renacimiento, y pizcas de otras secciones para las cuales la energía se me estaba terminando. Y no es exageración, porque creo que durante ese primer día caminamos alrededor de 15km. Hubiera querido tener la energía, condición o tiempo para ver lo demás, pero desgraciadamente íbamos con el tiempo muy limitado y mi agotamiento no ayudó en nada.




Por la noche volvimos muy cansadas al alojamiento. Al día siguiente teníamos que tomar el autobús a Providence a las 5pm así que no nos daría tiempo de volver por las maletas. La solución: llevar las maletas con nosotras. Caminamos sobre la 5ta avenida, La Catedral de San Patricio, pasamos por el Centro RockefellerTimes Square y de ahí toda la 7ma avenida. 

Comimos, y después nos dirigimos al High Line, que recorrimos tranquilamente hasta que nos acercó a la estación de autobuses Port Authority, desde la que partimos hacia Providence.


Anochecía cuando salimos de New York, y pudimos disfrutar de las vistas de la ciudad antes de alejarnos por la carretera...


Pronto les contaré la siguiente parte del viaje. Espero que hayan disfrutado de esta breve semblanza, al igual que de las fotografías. 

¿Les gusta viajar? ¿Qué lugares han visitado? Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S. 




miércoles, 6 de diciembre de 2017

Reto de escritura: actualización final | Letras de Tania



Ha terminado noviembre.

30 días escribiendo sin parar, y he sobrepasado las 50,000 palabras del NaNoWriMo.

¡Al fin lo logré! El pasado 29 de noviembre cumplí con la meta y el 30 la superé por unas cuantas palabras. Cuando comencé este reto no sabía lo difícil que iba a ser sostenerlo, y hubo días que pasé dando muchas vueltas y tomando notas por todos lados para luego pasarlas a la novela y desarrollarlas de manera plena, justo como se lo merecían. Como resultado de haber tomado este reto en serio y un día a la vez, hasta que me sorprendí a mí misma terminando antes del tiempo estipulado. 

Les dejo la crónica de cada día, documentada originalmente en el instagram del blog: haz click AQUÍ para visitar la cuenta completa. 






Gráfica final del reto
¡En verdad lo logré! Realmente me probé que podía ser tan productiva como quisiera si me planteaba un plan desde el principio y era estricta con mis hábitos y horarios. Ahora tengo una novela completa en mis manos, la cual dejaré reposar todo diciembre para empezar de lleno con la edición los primeros días de enero. 

Ahora, me dedicaré a escribir otros cuentos y proyectos que tengo en puerta con la seguridad de que todo es posible si hay esfuerzo y dedicación de por medio. 

Imagen que NaNoWriMo para conmemorar la victoria

¿Qué opinan de este tipo de retos? 
¿Han tenido alguno similar de escritura, o de otra área? 
¿Cómo les fue? 
Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto! 

Tania S.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Escribir es vivir | Letras de Tania

La escritura me da vida.
Me despierta, me libera del letargo;
me enerva, y a la larga fascina
de una y mil maneras.
Escribir me pierde,
y me ayuda a encontrarme de nuevo.




Por esta y otras muchas razones considero que escribir es vivir.
¿Ustedes qué opinan?
Cuéntenme en los comentarios qué opinan al respecto.

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

Instagram: letrasdetaniablog 📖🖋

sábado, 25 de noviembre de 2017

Sueños: Sin cara | Letras de Tania

La noche del 19 de noviembre tuve un sueño muy extraño.

Soñé que era un día muy especial, como si celebrara junto con mi familia una gran fiesta, y que el lugar en el que se levaba a cabo era muy grande, con amplios salones alfombrados de diferentes colores, y algunos tenían aparadores de cristal con maniquíes modelando conjuntos de distintas épocas. 

Comencé a recorrer los salones, cada vez más hermosos y decorados, cuando comencé a notar movimientos extraños en los maniquíes. A veces cambiaban de pose, e incluso parecían moverse de vez en cuando como si el cristal les impidiera escapar, como si se tratara de una jaula. Al principio traté de ignorarlos porque mi atención estaba en pasar momentos geniales con mi familia, pero poco a poco se hizo inevitable el hecho de que aquellas figuras enceradas de grandes pestañas estaban buscando algo más que mirarnos celebrar. 

No pasó mucho tiempo antes de que notara la primera incidencia. Entré a uno de los salones hexagonales buscando a mi hermana, cuando noté que dos de los tres maniquíes que había ahí habían desaparecido, dejando solo sus huellas en el polvo dentro del lugar en el que antes se habían encontrado. 

Me dio un poco de miedo, y luego pasé de eso al terror porque comencé a verlos cerca de la gente que quiero: estaban quietos, pero demasiado al tanto de lo que hacíamos. 

Por alguna razón, ninguna de las personas conocidas se daba cuenta de lo que sucedía, como si fuera la única que notara cada movimiento. 

En un momento en el que me encontraba observando un salón lleno de gente que bailaba una especie de vals, mi hermana se me acercó.
"Recibí tu mensaje, y varias personas que también lo recibieron ya están caminando hacia allá"
"¿Mensaje? Ni siquiera traigo mi bolsa en la mano. La dejé en el guardarropa junto con mi teléfono"
"¿De verdad? Pues todos recibieron un mensaje tuyo que decía que fuéramos al salón más lejano, el de alfombra azul. No decía por qué."

Me asusté. No sabía quién era la persona que estaba enviando esos mensajes y algo me decía que toda esa gente no se estaba dirigiendo con alegría a la mejor parte del lugar. Podía ser una trampa. 
Fue entonces cuando me adelanté con rapidez hasta el salón de alfombra azul, y me sorprendí mucho al ver a dos maniquíes de niños con mi teléfono en las manos. Ninguno se movía en el momento en el que me les acerqué, pero cuando traté de tomar mi teléfono uno me tomó del brazo y trató de hacerme caer al suelo. El otro se puso de pie y echó a correr a una puerta abierta que estaba en completa oscuridad al fondo de la sala azul. Algo se oía dentro de esa sala; un gruñido extraño que provenía de ahí, junto con una silueta sin rostro que apenas se distinguía en la oscuridad. Esto hizo que se me erizara la piel, alertándome y buscando alejarme de inmediato. 

Debía escapar. Debía alejar a la gente de la sala azul, así que empujé al maniquí de niño que aún seguía molestándome y eché a correr a la entrada de la sala. Antes de que cualquier persona pudiera poner un pie en ella, jalé las puertas lo más rápido que pude y cerré por fuera la sala. Por suerte para todos, esa puerta era el único acceso a ella. 

La gente me miró, extrañada por mi actitud y mi rostro afectado por un miedo indescriptible. Comenzaron a preguntarme acerca de la sorpresa que les había prometido dentro de ese lugar, o que al menos explicara por qué cerraba la sala azul de golpe.

No quise explicar nada en el momento porque sabía que nadie más había visto lo que yo vi, y mucho menos comprenderían que estaba tratando de protegerles, así que me limité a decir que me habían dado indicaciones de cerrar porque se había roto uno de los cristales y habría que limpiar meticulosamente antes de permitir el paso de nuevo. Pareció que me creyeron, y volvieron a los demás salones alfombrados entre risas y ganas de seguir celebrando. 

El sueño terminó en que yo me quedaba recargada en la puerta, y a mi espalda, un ronco gruñido me susurraba al oído que aquello aún no había terminado.


martes, 21 de noviembre de 2017

Reto de escritura: actualización a los 20 días | Letras de Tania

Ayer fue el día 20 dentro del reto de escritura "NaNoWriMo", y debo decir que estoy más que entusiasmada al respecto. 

Jamás me imaginé que podría llegar a escribir tanto en tan poco tiempo. Tal vez porque siempre que me he sentado ha escribir ha sido por etapas y en momentos en los que llegué a escribir y corregir el estilo de cuentos. Escribir una novela es mucho más que terminas 10 cuartillas y dedicarme de lleno a leerlas una y otra vez. Esta vez la tarea va mucho más allá de eso porque estoy volcada de lleno en un proceso de redacción que a estas alturas parece interminable. 

Aunque llevo la cuenta del número de palabras y de los días que faltan, me siento demasiado involucrada con esta historia: la sueño, la pienso, e incluso la transpiro. Me alegra estar de humor con este tema para poder emitir las ideas que quiero, y no detenerme hasta que haya quedado completamente satisfecha con el resultado final. Por ahora, les dejo la crónica en imágenes del instagram del blog Letras de Taniaque actualizo a diario con imágenes de mi progreso en este titánico reto y otras cosillas más relacionadas a la inspiración, lectura o escritura:








¿Qué les pareció la crónica de estos días? 
¿Les gusta escribir? Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S. 

sábado, 18 de noviembre de 2017

Eventos geniales: Una macabra celebración al libro | Letras de Tania



El pasado domingo 12 de noviembre fue conmemorado en México el "Día Nacional del Libro", que busca promover la lectura a través de diversos eventos. 

Asistí a un Coloquio muy interesante que fue organizado dos días antes (el viernes 10) que se llamó "Páginas extrañas, mórbidas o crueles" y cuya sede fue el antiguo colegio de San Ildefonso, en el centro histórico de la Ciudad de México. 

Programa:

8:30 hrs. Registro

9:00 hrs. Apertura. Joaquín Diez-Canedo, Director General de Publicaciones y Fomento Editorial, UNAM

9:20 hrs. Conferencia Inaugural

Rafael Pérez Gay, escritor

Presentación: Odette Alonso, Dirección General de Publicaciones Y Fomento Editorial de la UNAM

10:10 Mesa 1: Libros raros, inexistentes o peligrosos

Libros resucitados

Ricardo Bernal, Escuela Mexicana de Escrtores

El Malleus maleficarum: el libro que golpeó a las brujas europeas

Cecilia López Ridaura, Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad Morelia, UNAM

Moderación. Odette Alonso, Dirección General de Publicaciones Y Fomento Editorial de la UNAM

11:15 hrs. Receso

11:40 hrs. Mesa 2. Bibliotecas o libros perseguidos o destruidos

¿Qué sobrevive a un libro en llamas?

Otto Cazares, Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM

Sade, monstruos y otros archivos de Michel Focault

Francisco de León, Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM

Moderación: Teresita Cortés Díaz, Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM

12:45 hrs. Mesa 3. Autores infames, vengativos y apropiadores

Entre lo obsceno, lo inmoral y políticamente correcto. Lolita, de Vladimir Nabokov

Gerardo Gervacio Rayón, Instituto del Libro y la Lectura

La desesperación tiene sus propios libros

Camilo Ayala Ochoa, Dirección General de Publicaciones Y Fomento Editorial de la UNAM

Moderación: Hilda Leticia Domínguez Márquez, Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM

Opinión personal: 

A pesar de ser un evento breve, el programa estuvo bastante surtido, como habrán podido apreciar mediante el programa. 

Cada conferencia me pareció interesante y amena. Algunas iban acompañadas de presentaciones con ilustraciones para ejemplificar lo que trataban de demostrar (como en el caso de la conferencia sobre el Malleus Malleficarum), mientras que otros sólo mostraron sus valiosos ejemplares físicos, por lo cual también estoy agradecida porque aunque no se pudieron apreciar desde tan cerca, el simple hecho de que los tuvieran a la mano y los mostraran hizo la experiencia mucho más rica, mucho más tangible. 

El coloquio terminó de manera reconfortante con la promesa de Camilo Ayala Ochoa de que habría un libro resultante de este ciclo de conferencias, y el cual estaré esperando ansiosamente. 

En conclusión, me pareció una reunión bastante agradable entre gente amante de la lectura, y fue lindo salir por la tarde y recorrer la calle de Donceles, que se encuentra repleta de librerías de nuevo y usado. Fue el ambiente ideal para culminar la celebración tener la fortuna de solicitar en una de ellas las obras completas de Francisco Tario, autor que me ha llamado mucho la atención si recuerdan el Coloquio de Literatura Fantástica al que asistí hace unos meses, y que me aventuraré a explorar en un curso que comenzará en diciembre. 

También me quedé con ganas de investigar más acerca de algunos de los temas y con muchas recomendaciones de lectura que espero poder agregar a la lista del 2018. Se vienen eventos y lecturas interesantes para el siguiente año, pero ya hablaremos de eso cuando esté por llegar. 

¿Qué opinan ustedes?

¿Conocían los libros de los cuales se habló en el coloquio? 
¿Hay alguno que les haya despertado un nuevo interés?

Cuéntenme en los comentarios. 
¡Nos leemos pronto!

Tania S.



sábado, 11 de noviembre de 2017

Reto de escritura: primeros 10 días | Letras de Tania

He de hacer una confesión antes de continuar: han sido días complicados.

Me he dedicado casi de lleno al "NaNoWriMo" (National novel writing month), en el que mucha gente de todo el mundo se propone escribir 50,000 palabras al final de noviembre. Eso deja un reto de escritura diaria de 1667 palabras al día. 

Volví de un viaje el dos de noviembre y no pude hacer imágenes con actualizaciones hasta el día 3, aunque el trabajo de escritura ya lo había comenzado desde antes de dicho paseo, para estar prevenida y no tener acumuladas esas 3,334 palabras a mi regreso.

Ahora me encuentro de lleno con la escritura de esta idea que tengo tan clavada en la mente desde hace unos meses y que quisiera terminar lo antes posible para dedicar mi mente a más ideas. ¡Hay tantas! Sólo necesito el tiempo para poder dedicarlo de lleno a desarrollarlas.

Si les interesa el NaNoWriMo y quisieran saber más sobre este interesante reto, les dejo el enlace con la página AQUÍ, y de paso, puedan echar ojo de mis estadísticas de escritura.

Dejo aquí las imágenes que he estado subiendo al Instagram "Letras de Tania" con las actualizaciones que trato de hacer seguido sobre mi progreso, junto con algunas notas breves para comentar el progreso. 







¡Estoy contenta! Y hoy que comienza el día 11 tengo un plan para terminar antes del anochecer. Esperemos que funcione. ¡Deséenme suerte!

¿Qué hay de ustedes? ¿Les gusta escribir? ¿Participarían en un reto así?

Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Bajo la cama | Letras de Tania

Está aquí. Ha llegado. Puedo sentirlo.
Nuevamente aquel monstruo que suele atormentar mis sueños
ha venido a visitarme.

Escucho su respiración. Suave, profunda. Lenta, callada.
Cierro los ojos. Me obligo a dormir lo más que puedo.

Sólo así se terminará la noche,
sólo así la luz llegará más pronto.

Pero, cuando vuelvo a abrir los ojos

sigo escuchando la respiración.
Esta vez, sobre mi, como si del techo pendiera mi monstruo
para caerme encima.

No quiero mirar, pero puedo escuchar sin querer
un sollozo repentino, un cambio en aquella suave respiración.
Sin pensarlo, abro los ojos y me sorprende el lugar en el que estoy:
no es mi cama.

"Sueño. Sueño. Estoy soñando", me susurro.

Estoy bajo la cama. Una sábana cae a mi lado, cual cortinaje en dosel.
Al levantarla, veo los tentáculos, que tiemblan pavorosos,
temerosos por alguna razón que desconocía hasta que me descubrí.

Sonrío ante el susto que acabo de provocar.



No había caído en la cuenta, hasta ahora,

de que el miedo lo tenía el de arriba

y el monstruo, en aquella fantasía-sueño extraña, 

era yo.


sábado, 28 de octubre de 2017

Escribir con adrenalina | Letras de Tania

He tomado un interesante curso en línea de corrección de estilo para escritores de la página Tinta Chida, y debo decir que además de las herramientas aprendidas para mejorar el ámbito de la corrección, realizaron una especie de ejercicio en la clase final que consistía en escribir sobre cualquier tema que se nos ocurriera en una aplicación cuyo objetivo es simple: o te dedicas a escribir de lleno, o pierdes todo tu progreso. Así de simple. Nada de releer para saber si suena bonito, nada de repasar la ortografía, nada de revisar acentos, no. Aquí escribes, o no obtienes nada. 

Fue un ejercicio muy interesante que desató en mi bastante adrenalina porque es lógico que hay momentos en los que las palabras suelen atorarse y necesitan al menos unos segundos para ser liberadas. Pero la aplicación no te da tiempo para eso. Debes exprimir tu cerebro y sacar las palabras a empujones apresurados, quieras o no. 

Me pareció un experimento fantástico. 

Es genial si lo que deseas es aumentar tu productividad. Te ayuda a sacar todo lo que quieras dejar en la página y cuando termina el tiempo que hayas configurado (desde 3 minutos hasta 60), deja en paz tu texto ara que puedas descargarlo y dedicarte al fin a releer para saber qué fue exactamente lo que redactaste.

El ejercicio me pareció gratificante porque en pocos minutos pude desarrollar una idea que ya traía en mente desde hacía un tiempo, y aunque sólo salió de manera muy general, ahora ya está escrita. Ahora puedo concentrarme solo en afinar los detalles adecuados para que mejore la calidad de las palabras. 

¿Qué opinas? ¿Te gustaría intentarlo?

Te dejo aquí el enlace de la aplicación para que puedas visitarla y retarte. Sin duda te sacará de la zona de confort en la que muchos escritores se acomodan cuando no tienen una metodología para sacar las ideas. 

Visítala, disfrútala, y siente la adrenalina: 


Cuéntame en los comentarios qué te pareció. Me encantaría leer tu opinión. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S. 


miércoles, 25 de octubre de 2017

NaNoWriMo: ¡aquí voy! | Letras de Tania

¿Saben qué es el NaNoWriMo?

Se le llama de esta manera al "National Novel Writing Month", en el que uno se propone escribir 1667 palabras al día durante todos los días de Noviembre, para que al final del mes sean un total de 50,000 palabras que conformarían el manuscrito de una novela. 

Sé de este concurso desde hace varios años pero nunca me había atrevido a participar hasta ahora. 
Tengo una idea que quiero desarrollar para una novela y aprovecharé que viene noviembre para soltar todo lo que se me ocurra y tratar de lograr completarla al final del mes. 

Hay una atmósfera extraña en mi mente cada que me pongo a pensar en ello; una mezcla de emoción y miedo como no la había sentido antes. Por suerte estoy preparada con notas y la idea es bastante sólida como para aguantar inmersiones constantes en ella para así crear con palabras lo que sólo vuela en mi mente. 

Es hora de poner a prueba las capacidades con la escritura, y probarme hasta dónde puedo llegar. 

¿Lo lograré? ¡Eso espero!


¿Conocían el NaNoWriMo? ¿Van a participar, o participarían alguna vez? Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

lunes, 23 de octubre de 2017

Sobre las puertas de la vida | Letras de Tania

Hice esta reflexión hace un tiempo y me gustaría volver a compartirla porque me parece algo vigente a lo largo de toda la vida. 


Dicen que cuando una puerta se cierra, otras se abren.

Mucha gente se queja de que no pasa nada inmediatamente después de haber cerrado la puerta previa, pero… ¿la estarán cerrando correctamente?
La vida no admite puertas entreabiertas sin efectos secundarios. Es casi caprichosa la decisión de abrir las mejores puertas solamente cuando hemos dejado de mirar hacia atrás y, por ello, de abrir las peores para tratar de ver “lo que pudo haber sido”.

Las mejores puertas se abren cuando sabemos cual elegir, cuando sabemos lo que queremos y nos acercamos a aquella puerta que nos lo ofrece. Cuando nos tomamos ese tiempo para ver pros y contras que cada una conlleva, y cuando tenemos el valor de enfrentar lo que sea que venga una vez que dicha puerta se ha abierto, es cuando la real aparece, a veces de la nada, y brilla señalando el mejor camino.

Así es como le gusta jugar a la vida.
lustración realizada por: Guillermo García Meraz
Contacto: guillermo.garcia.meraz@gmail.com
Instagram: Guillermo_meraz

¿Y bien? ¿Cierran todas sus puertas, o mantienen alguna abierta en caso de ser necesario? 
Cuéntenme su opinión en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto! 

Tania S.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Nueva sección "Retratos escritos" por Álvaro Azofra | Letras de Tania

Hola, amigos lectores. Con este texto inauguramos la sección ocasional a la que llamaremos "Retratos escritos", por Álvaro Azofra. Él es madrileño, amante de la historia, la fotografía, y le fascina escribir. Adicional a esto, ama a México y se solidariza con nosotros, por lo que me envió este texto para poderlo compartir.

Sé fuerte, México.
Sé que sabéis que no tengo sangre, ni familia en México,
aunque eso último es relativo,
porque los amigos son la familia que se escoge,
y eso sois Mi Gran Familia, y yo me siento de allí.
Quiero que cada uno sintáis un abrazo mío de corazón
y sentir como si estuviera allí apoyándoos
a cada uno de de vosotros y a los vuestros,
y es imposible no escribir esto
sin que se me salten las lágrimas.
No seré de México pero os digo algo:
VOLVEREMOS a alzarnos,
como el águila de su escudo,
 y volaremos, alto y lejos. 
Un fuerte abrazo. 
💚♡💗
Álvaro Azofra



¿Y bien? ¿Qué les pareció?
De vez en cuando compartiré textos suyos en esta nueva sección, pues es un colega y amigo que tiene mucho que decir y estoy gustosa de brindarle el espacio. 
Espero que este y los futuros textos sean de su agrado. 
Compartan su opinión en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

sábado, 14 de octubre de 2017

Manifiesto de libertad | Letras de Tania

Escribí esta nota titulada "Manifiesto de libertad" en el año 2012, el año en el que la determinación pareció florecer. 
Vuelvo a leerlo y sólo pienso en lo mucho que podemos ver el crecimiento a través de los escritos. 


24-agosto-2012
Libre, libre. Libre me extiendo, libres se mueven mis manos. Cual corcel a la llanura verdosa, cual amazona a la cacería.
Fuerte, tenaz, disciplinada, decidida. Ni un atisbo de duda cabe en mi alma ya.
Libre, libre, sin riendas, corcel alegre, que brincas y corres por praderas imperecederas, por saladas arenas que el mar abraza con su suave brisa y el sol abrasa con su calor.
Respira libertad, yegua salvaje, que aquí nadie tiene la capacidad ni la valentía ni la inteligencia ni la astucia suficiente para domarte.
Libre, ¡libre al fin!
Libre y serena, independiente, autosuficiente.
Libre, contenta, fugaz, cambiante, rebelde.
No te fíes de nadie, potrilla alocada, que aquí todos desean poseer tu fuerza, tu belleza, tu piel, tu aroma y tu carne.
Libre trota, relincha al viento y a los sueños que aún no nacen. Entrégate a una sombra que se extiende siempre a lo lejos, más allá de mis ojos gastados y de mi experiencia mental curtida por el sufrimiento y la decepción.
¿Dudas? No hay necesidad.
Eres libre. ¡Por fin eres libre!
Libre de reír, de crear, de conocer y reconocer algo que puede que sea mío o puede que nunca lo haya sido.
Ya no te importa. Sólo sé que eres libre, y que te encanta esta libertad.
Festejo mucho esta noche. Por fin soy eterna en mí. Sin pertenecer a nadie ni en pensamiento, ni en obra, ni en absolutamente nada. ¡Eres libertad dentro de mi cuerpo!
¡Soy mía, sólo mía!
Mía, mi cariño, mis sonrisas, mis escritos, mi amor, mis pechos, mi espalda, mi cintura, mis caderas, mis ojos, mi malicia y mi seducción.
Mía, enteramente mía. Soy mía y sobre mí tengo propiedad entera. No le pertenezco a nadie. No soy de nadie al igual que nadie es de mí.
A mis pies se extiende un camino distinto. Es tiempo de trotar a voluntad en esa dirección.
En un principio permanecía temerosa al respecto de esto. ¿Qué será de alguien que lleva mucho tiempo sin ser ella mísma?
Dejando de lado esa idea, ahora apagada por el inmenso brillo de esta libertad infinita, reitero en este escrito lo esencial: soy mía. Mis lágrimas, mis sueños, mis pensamientos, mi ser entero pertenece a mí misma. Hago mi voluntad. Bailo, camino, beso, sonrío. Todo está más hermoso de lo que esperaba y mis proyectos crecen más cada día y se dirigen a lugares más lejanos, más inmortales.
La migración no debe parar. Crear con letras nuevos puentes de un destino infinito. Juegue, viaje, ría, gane o pierda en uno de sus múltiples obstáculos, la libertad me da la licencia completa para nunca detenerme, y, por lo tanto, nunca dejarme vencer.
Respira profundamente y corre, que la vida no espera.

¿Qué hay de ustedes? ¿Llevan algún diario?
¿Han notado su madurez mental mediante alguna evidencia escrita?

Cuéntenme en los comentarios.
¡Nos leemos pronto!

Tania S. 

sábado, 7 de octubre de 2017

El búho diurno | Letras de Tania

La declaración más grande que puedo hacer sobre mí en este momento, es la siguiente: Soy una fanática contempladora de la noche, una escritora de madrugadas.

Desde que tenía 14 años me gustaba ese momento en el que las demás luces de la casa se extinguían, el sonido de la televisión se apagaba, y mi familia se iba a acostar; solo entonces me envolvía en silencio, con mil ideas dando vueltas alrededor de mi pequeño espacio para elevar mis ganas de hacer más actividades. No puedo explicar el por qué, sólo el hecho de que mientras más crecía, más era mi sed por saborear lo que me deparaba la noche. 

Por desgracia, no todo puede ser perfecto. Bien lo habrán sospechado si tuvieron la oportunidad de leer mi publicación anterior acerca de la epilepsia que poseo. La salud y los doctores encargados de supervisarla, me han prohibido encarecidamente que me desvele, pues es muy arriesgado. Hay muchas otras restricciones que vienen con esta, pero creo que es la que más me afectó desde el momento en el que fue mencionada: oficialmente tenía prohibido a partir de ahora disfrutar de aquellos instantes preciosos que cada madrugada me regalaba.

Aún con este predicamento y un montón de indicaciones, no he podido hacer de lado completamente mi lado nocturno. Ya no llego hasta las 4 am escribiendo como antes, pero sigo sin poder acostarme antes de las 12.

¿Cómo podría llegar a ser un buho diurno de la noche a la mañana?

¡Es imposible!

El reto de cambiar un hábito

Es importante realizar en casos como este un cambio de hábitos para adaptarme al hecho de que no podía disfrutar como en el pasado de esas bellas y silenciosas madrugadas mágicas.

Comencé tratando de obligarme a dormir a las 11, y después de dar vueltas en la cama por mucho tiempo, mi cuerpo terminaba por rendirse y entrar en un sopor parecido al sueño, pero sin un descanso que me pareciera satisfactorio. 

He logrado dormir en ocasiones a esa hora pero tiene mucho que ver con la cantidad de cansancio que tenga, pero si tengo ganas de escribir aun, me arrastro de un lado a otro antes de por fin lanzarme a la cama. Sin embargo, tiene que hacerse. Aunque una parte de mí no quiera.

Tengo un plan para ello. O mejor dicho, haré las cosas poco a poco. Primero, buscando otra hora que sea conveniente para mi escritura, y de esta manera disminuiré las ideas de madrugada. También anotar todo en papel y aumentar mi actividad física; esto con los objetivos de acabar con los estímulos visuales cercanos te de nuevo con la luz del celular o la laptop, además de que mientras llegue muy cansada a la hora de acostarme pueda contribuir a moverme, a cambiar este hábito.

La pregunta sigue todavía: 

¿Podré volverme algún día un búho diurno?  

Cuéntenme su opinión en los comentarios y si tienen algún consejo que me pueda ayudar con esta transición, se los agradecería mucho.

¡Nos leemos pronto!

Tania S.


sábado, 30 de septiembre de 2017

Leer como escape de la angustia | Letras de Tania


Como dice una frase que me encontré por ahí "Leer es viajar sin pasaporte",  y algunas otras que aluden a lo mismo, me he decidido a sumergirme lo más posible en lecturas que me alejen lo más posible de esta realidad tan complicada que nos abruma en México. Mucha gente está sufriendo ansiedad, nervios, insomnio, dolores de cabeza y una angustia constante porque no podemos salir del miedo a una nueva catástrofe. Estamos desgastados física y psicológicamente, y seguirá así mientras no encontremos la forma de liberar esa energía en actividades que de preferencia, nos lleven a lugares y tiempos que no sean este. Que nos relajen con su ficción. 


Mucha es la presión, pero hay maneras de sacarla. Ejercicio, apoyo, meditación, y lo que en este momento realizo: la lectura

Dos libros que recomiendo en este momento por estar disfrutándolos yo para pensar en cosas completamente ajenas a mi espacio y mi tiempo, son las siguientes:


"Crónicas marcianas", de Ray Bradbury

Crónicas marcianas te trasladará directamente a Marte y los problemas que van presentando la humanidad, los problemas que tienen en el camino a la colonización de un nuevo planeta, lo cual incluye de vez en vez la constante interacción con los marcianos, la raza residente del planeta. 

"La llamada de Cthulhu" de H. P. Lovecraft

Leer a Lovecraft es viajar más allá de la realidad. Es moverse incluso a otras dimensiones, a conocer entidades que pueden estar más allá de nuestro conocimiento y de nuestra comprensión. En ese aspecto me parece de lo más fascinante porque orilla a la imaginación a concentrarse en una época pasada, presentándonos historias llenas de misterio, investigación y horrores indescriptibles.

Es una elección algo extraña, pero si les gusta el horror cósmico tanto como a mí, definitivamente es una excelente elección. Lo disfruto con un café calientito para compensar el frío interno que hubo estos días grises. 

Si no llenamos nosotros la vida de color, ¿quién lo hará?

Bueno, es todo por ahora. Espero que en próximos días pueda estar más concentrada para traerles las reseñas que tengo tantas ganas de escribir, pero por ahora, las palabras se arremolinan de manera confusa. 

Poco a poco saldremos de esta. Me da gusto decir que lo que más movió este temblor, fue la voluntad de los mexicanos para salir adelante y apoyarse unos a otros. Tengo fe en que la situación mejorará con el tiempo. 


miércoles, 27 de septiembre de 2017

¿Pudiste decir te amo? | Letras de Tania

¿Pudiste decir "te amo"?
Muchos no pudieron. 
Y ahora las palabras gotean, 
mezcladas con las lágrimas
de una despedida que nunca sucederá.  

En memoria del terremoto del 19/09/2017

Instagram: letrasdetaniablog

domingo, 24 de septiembre de 2017

Tormentas internas | Letras de Tania

La realidad es dura, 
y hay acontecimientos en esta vida
que nos hacen caer en ella  
de golpe. 

Con el terremoto del 19 de septiembre de 2017,
México ha tenido ha tenido la catástrofe más grande
durante el tiempo de vida de mi generación.
Las personas que vivieron el terremoto de 1985
me han dicho de vez en cuando
que la pérdida actual era terrible,
pero no tanto como la de aquel año.

Numéricamente evidente.

Sin embargo, el hecho de estar consciente
de todas estas vidas perdidas,
de buscar gente que después aparecía,
pero sin vida; niños que apenas
comenzaban a entender de qué se trataba vivir,
y cuyas almas se han esfumado ahora.

Es desolador. 

Ver las casas derrumbadas,
a la gente en necesidad,
y saber que por más que se haga
no parece ser suficiente
para reponer lo perdido.

No es suficiente.

El luto, el impacto,
la abrumante realidad puede romper fuerzas
y corazones hasta puntos insospechados
si dejamos que la pena arrastre,
y congele la voluntad innata de apoyar
a aquellos que no tuvieron
nuestra suerte de salir ilesos.

¡No nos dejemos llevar por el tornado de emociones 
que parece querer persiguirnos!

Si no las dejamos salir mediante la cooperación, la ayuda, 
y la búsqueda de la calma, las emociones 
pueden llegar a convertirse en desastrosas tormentas internas.

Instagram: letrasdetaniablog