El blog oficial de Tania A. Santos

domingo, 31 de diciembre de 2017

Dejar atrás el 2017 | Letras de Tania

"Otro año que queda atrás,
mil momentos que recordar.
Otro año, mil sueños más
hechos realidad."


Cada año escucho las mismas canciones por mi familia, y cada vez que vuelven a mí, traen una nostalgia deliciosa, anunciando con cada palabra todos los días intensos que trajo este año. Intensos en todos los sentidos, por supuesto.

El año 2017 se termina y solo podemos ver pasar las horas y los minutos hasta su inminente final.
Si hablo por mí, este año me trajo muchas cosas hermosas, y me hizo caer en la cuenta con una fuerza inconmensurable lo afortunada que soy, lo bella que puede llegar a ser la vida si hay mucho esfuerzo y dedicación.

Este año fundé una nueva familia, y la llenamos de vida y curiosidad con los tres perritos que se han vuelto objeto de mi constante devoción.
Este año tuve la suerte de viajar de nuevo, dándome la oportunidad de poner a prueba de lo que estoy hecha, y retándome a volver a hacerlo en el futuro.
Este año me reté como escritora y puedo decir con gusto que en 2018 comenzaré a buscar editoriales que quieran publicar la novela que ha sido concluida satisfactoriamente.

¡Hay tanto qué recordar, tanto qué celebrar, y tanta gente bonita con la que he tenido la suerte de compartir mi buena fortuna!

Sólo me queda decir que agradezco a todos ellos por su incansable apoyo y fuerza.

Ahora queda poner lo que no se ha cumplido al frente, e invertirle energía para concluir. Hace falta mucha perseverancia pero si he podido con tantas cosas, ¿qué me detiene para terminar al fin lo que llevo varios años desarrollando? Sólo mi indecisión, y tal vez algo de miedo.

Pero eso se ha terminado. 

Les mando a todos aquellos que por casualidad o deseo lean esta publicación, un excelente inicio de año 2018. Un abrazo, y mis mejores deseos para todos.

Los quiere,

Tania S.

P.D. ¡Nos leemos pronto!



sábado, 30 de diciembre de 2017

Viaje otoñal. Parte 2 | Letras de Tania

La primera parte de este genial viaje quedó atrás. Debería seguir Providence porque fue el siguiente destino, pero prefiero hablar de Salem primero porque fue un viaje breve y hermoso que me gustaría detallar con anticipación. Providence vendrá como una tercera parte porque bien se dice por ahí, que lo mejor debe dejarse al último. 

Salem 

No sé cómo es Salem la mayor época del año, pero en época otoñal (o al menos cuando viajamos para allá), hacía muchísimo viento y el sol ocasional ayudaba a no pasar tan mal el clima fresco que nos rodeaba. Sin duda tuvimos suerte de contar con un buen día, ya que temíamos que volviera a llover con fuerza como el día anterior, que hubo una tormenta tan fuerte que incluso varios árboles se cayeron.



Cruzando la calle en donde está la estatua, encontramos directamente con el Museo de las Brujas, que es un edificio muy alto y de aspecto siniestro que, de no haber tenido esas carpas blancas y la fila de gente esperando, habría pasado por una casa embrujada. 

El recorrido dentro de ese museo nos pareció más simple de lo que imaginábamos, debido a que parece más una colección de representaciones teatrales hechas con muñecos, que un museo propiamente dicho. Aún así nos agradó poder conocer más a fondo la historia de Salem. 

¿En qué consiste esta historia? 

Pues resulta que entre el año 1692 y 1693, catorce mujeres y cinco hombres fueron colgados después de que fueron acusadas y enjuiciadas por brujería varias personas. Lo triste de esta situación es que no hubo pruebas y los jueces prácticamente se dejaron llevar por la turba enfurecida de puritanos que exigían justicia. Fue tanta la presión que incluso cuando interrogaron a un hombre llamado Giles Corey y no dijo nada, lo torturaron aplastándole el cuerpo con piedras. Este hombre no confesó nada y prefirió morir aplastado que delatando falsamente a más conocidos suyos. 

Hoy en día Salem recuerda los juicios y rinde homenaje a esas personas y a todas las que sufrieron la oleada de acusaciones falsas de brujería. 



Más adelante caminamos unos minutos hasta llegar a lo que es el memorial dedicado a los juicios de brujas de Salem. No tomé una fotografía de este lugar porque me pareció que estaba recubierto de un silencio extraño, de esos que te indican que se debe de ser solemne. A fin de cuentas, las personas que fallecieron en aquella época son el símbolo de una sociedad llevada por el miedo a la ignorancia y eso causa una tremenda tristeza y respeto a los que visitamos el memorial. 



Para llegar al cementerio, había que dar la vuelta sobre esa misma cuadra. Las lápidas de ese lugar son tan antiguas que apenas se pueden distinguir las letras talladas en la piedra. Por ello desde el inicio del recorrido existe un pequeño mapa en el que están marcados los nombres y localización de las tumbas más representativas para que no sean difíciles de encontrar si alguien desea buscar la tumba de alguien en particular. 


Saliendo de esa zona, caminamos unos quince minutos pasando por uchas tiendas temáticas y museos especiales, hasta llegar a la casa de los siete altillos (o casa de los siete tejados). En ese lugar nos ofrecieron un tour muy claro e interesante de a historia de la casa, construida en 1668 y de cómo terminó por convertirse en la casa que Nathaniel Hawthorne había imaginado para su novela "La casa de los siete tejados", publicada en 1851.






Sin duda, caminar por las calles de Salem es una experiencia muy especial y única, sobre todo porque estando tan cerca de las festividades que todo el país hace por Halloween, se pueden encontrar muchas cosas por hacer. Desde conocer los otros museos (que por falta de tiempo no pudimos explorar), hacer compras al por mayor, hasta entrar a lugares donde tu fortuna puede ser revelada por una bruja moderna. Vimos a mucha gente disfrazada de brujas o todo tipo de disfraces, preparándose para lo que se avecinaba al día siguiente, 31 de octubre, ya que habría una enorme fiesta. 



En camino al lugar en el que comeríamos, nos encontramos con esta estatua que se encontraba rodeada de gente y que representa a la actriz que hacía el papel de Samantha en la serie de los años 70's llamada "Hechizada". Me pareció bastante curioso encontrar una estatua como esta en Salem, ya que funge como una especie de homenaje al pueblo en el que ahora todo se encuentra revestido de brujas. 


Detrás de la estatua de Samantha, encontramos una genial pizzería llamada "The flying saucer", con temática de ciencia ficción. Ahí comimos y nos disponíamos a irnos cuando vi el genial dibujo que tenían con los personajes de la animación "Hora de aventura" tematizados como personajes de la película "Beetlejuice" y me pareció excelente tomar una foto para el recuerdo. 


Sin duda viajes como este son mágicos para cualquier escritor. Conocer panoramas nuevos y completamente ajenos a nuestras costumbres siempre nos traerán letras interesantes. Salem me deja un sabor de boca agradable y con ganas de volver a visitarlo alguna vez. 

¿Qué opinaron de la segunda parte de este viaje? Si les gustó y les gustaría leer la primera, haz click AQUÍ para leerla, y sígueme por mis redes sociales para que puedas enterarte de primera mano cuando salgan las siguientes publicaciones. Hay una o dos cada semana. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S. 

miércoles, 27 de diciembre de 2017

A través de la ventana. Un reto de escritura rápida | Letras de Tania



Hace algunos días les conté que comenzaría a realizar ejercicios de escritura rápida, y comencé con uno en el que realicé una lista de situaciones que suceden en un segundo. En esta ocasión les plantearé un ejercicio con una temática un poco diferente. 

Es hora de calentar motores, que hagan calentamiento y preparen la superficie en la que descargarán todas sus letras. 

RETO del día:

Estás mirando a través de una ventana cómo unos cocineros preparan el banquete de boda de tu ex prometida.


Resultado:


Ella se está casando con otro en este momento. 
Ella, la persona que creí que sería mi compañera para toda la vida. 

Todo parecía perfecto los primeros meses e incluso al pasar los primeros dos aniversarios de noviazgo, lo cual me hizo creer con más fuerza en mi teoría. Era testigo frente a mis amigos que eso del amor no era solo una mera fantasía. Ella era mi realidad, la inspiración de todos mis sueños, y se lo dije cuando un día la llevé a cenar a su lugar favorito y le propuse matrimonio. 

Por desgracia, las cosas no son tan sencillas, y por múltiples desacuerdos, sobre todo cuando hablábamos de la seriedad de la relación, fue que esta terminó. Ella quería que planeáramos la boda pronto, mientras que yo quería esperar un par de años antes de comenzar con ese tipo de decisiones. Ella estaba ansiosa por compartir una vida juntos mientras que de alguna manera notó que yo dudaba acerca de lanzarnos a la aventura de casarnos, y nunca me molesté en ocultarlo. A la larga la situación terminó por estallar y rompimos el compromiso porque ella dudó de que yo realmente lo tuviera para con nuestra relación. 

Ha pasado un año, y por medio de redes sociales me enteré de que ella se casaría con un sujeto que había conocido hacía tres meses en la oficina en la que trabajaba. 

Mi primera reacción fue la rabia, y a medida que el enojo se iba apagando, comenzó a germinar en mí una semilla que me exigía hablar con ella. Por desgracia, ella se volvió difícil de localizar y sólo por una de sus primas me enteré en dónde se realizaría la ceremonia, justo un día antes del evento. 

Al día siguiente y como pude, me colé en el patio trasero del lujoso hotel en donde se celebraría la recepción y observé desde la ventana cómo los cocineros preparaban el banquete destinado para su boda. Contemplé cómo elaboraban la sopa, y preparaban los platos que entraban y salían del salón en el que se celebraba el evento en el que yo debí haber sido el hombre a su lado. Bajé la cabeza y apreté los puños sin saber con certeza qué hacía ahí, mientras la mujer con la que imaginaba estar, ahora había prometido su amor a otro. 

Pensaba en ello cuando escuché detrás de mi una camioneta que traía el pastel de bodas. Miré cómo los ayudantes de la pastelería y los ayudantes de cocinero bajaban con sumo cuidado el pastel banco y negro con las figuras de ella y su esposo en la cima. Sonreí al ver su miniatura porque me recordó cómo casarse había sido algo que anhelaba desde pequeña por tradición de su familia, y entendí el por qué ella había tenido las ganas de hacerlo. Entendí sus palabras de dolor cuando yo posponía una y otra vez las fechas, y actuaba como si no hubiera un compromiso en absoluto. Pensé en que tal vez ella no hubiera estado tan ansiosa si no le hubiera dado el anillo. Pensé muchas situaciones que ya no venían al caso, además de que terminaron por hacer que cancelara mi objetivo inicial y de paso, llenarme los ojos de arrepentidas lágrimas. 

Aproveché un momento de distracción de los empleados para dejar un dije que ella me había regalado colgado en el cuello de su alter ego sobre el pastel, sonreí y me alejé. 

Si ese había sido su sueño y yo no quise alentarlo ni continuar con ella, era porque ya no estábamos esforzándonos por partes iguales. Un año apartado de ella me hizo entender eso, aunque nunca sabré la verdadera razón por la cual tenía tanta prisa por casarse con ese sujeto. No lo conozco ni a él ni a su relación con la que en algún momento creí que sería "mi compañera para toda la vida".

No sé si lo que hice haya sido lo mejor y a estas alturas no importa. Sólo sé que ella está concentrada en su nueva vida ahora, y yo debo preocuparme por cerrar de lleno este capítulo para poder avanzar con la mía. 


No olviden que estaremos realizando ejercicios de escritura constantemente. Si les interesan y quisieran participar en este tipo de dinámicas, los invito a escribir en los comentarios sus sugerencias y a seguirme en Twitter y Facebook para que no se las pierdan. 

Como siempre, les agradezco que se tomen unos minutos de sus rutinas diarias para leer estos pequeños experimentos escritos, y comentar qué les pareció. Les agradezco también por compartir el blog con sus amigos y conocidos. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.




sábado, 23 de diciembre de 2017

Secretos en las paredes. Introducción | Letras de Tania

Si estas paredes hablaran...
¿qué secretos revelarían?


¿Qué historias de amor y desamor
tendrían para contar? 


¿Qué historias de angustia
habrán escuchado?


¿Qué emociones
encontraré contenidas
entre sus paredes,
si acaso me aventurara
a escucharlas
con una atención cuidadosa?


Me encantaría poder
jugar a explorar lo
que este lugar tan curioso
tiene para mí, aunque
también le tengo
tanto respeto al pasado,
que probablemente acabaría
tomando distancia.
O quién sabe... 


(CONTINUARÁ...)

Instagram: Letrasdetaniablog

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Lo que sucede en un segundo. Un reto de escritura rápida | Letras de Tania




¡Hola, queridos lectores!

Recientemente he estado revisando algunos libros que tengo en casa y me pareció interesante cumplir con los retos de escritura que algunos proponen como una práctica de escritura. Por supuesto, les compartiré la referencia del manual del que obtendré cada reto, en caso de que les interese adquirirlo o recomendárselo a alguien que escriba. 

RETO del día: 

Algo que pueda suceder en un segundo


Resultado: 
  • Un parpadeo, y todo lo que puede suceder frente a nosotros en el momento en el que distraemos la vista por ese instante. 
  • Un guiño de camaradería y solidaridad. 
  • Un paso perseguido por otro cuando el tiempo apremia y el movimiento es la clave para que ocurra algún cambio. 
  • Un momento de verdad, un lapso mental que dura casi nada y que nos hace caer en la cuenta de que no todo era como lo creíamos.
  • Un instante de locura, en el que simplemente podemos dejarnos llevar por lo que sea que venga.
  • Un pensamiento de duda difusa cuando las palabras de antigua confianza ahora te hacen dudar de su autenticidad.
  • Una sonrisa de apoyo, de alegría, o de sarcasmo. 
  • La sospecha en un levantamiento de cejas. La sombra que se cierne sobre el culpable, o el que se siente como tal.
  • Un chasquido absurdo e incitador al pleito y al caos. 
  • Un golpe de caída, un golpe intencional de confrontación.
  • Un accidente. En cualquiera de sus vertientes puede suceder muy rápido y dejar tras de sí mucha extrañeza y dolor. 
  • La caída de una gota de agua 
  • El sonido de la pirotecnia en la madrugada 
  • La llegada de un mensaje anhelado 
  • Una idea disparada al cielo. 
  • Un beso de despedida cuando lo único que quieres es alejarte pronto

Ficha técnica del manual:

Título: 642 cosas sobre las que escribir
Autor (es): The San Francisco Writers' Grotto
Traductor: SASTRE LETONA RAUL
Editorial: PLAZA & JANÉS
ISBN: 9788401019111


Sin lugar a duda, estos ejercicios siempre ayudan a escribir situaciones y pensamientos que no sabíamos que teníamos hasta que los leemos el producto de este tipo de ejercicios rápidos. Espero continuar reiteradamente con estos ejercicios porque puede que de una de estas ideas se derive algo mucho más grande si hay perseverancia.

Los invito a hacer el ejercicio también, ya que en lo personal a mí me divierte bastante. 
¿Qué les pareció mi resultado? 

Cuéntenme en los comentarios.

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Reseñando "La balada del café triste" | Letras de Tania


Sinopsis general:

"La balada del café triste" es el relato principal de un libro con el mismo nombre. Este ejemplar contiene otros seis relatos titulados respectivamente "Wunderkind", "El jockey", "Madame Zilensky y el rey de Finlandia", "El transeúnte", "Dilema doméstico", y "Un árbol. Una roca. Una nube".
Para esta sinopsis me concentraré solo en el relato que da nombre al libro. 

Ficha técnica:

Autor: Carson McCullers.
Idioma original: Inglés.
Año de publicación: 1943.
ISBN: 9788432248276.
Género: Relatos.
Idioma de la edición leída: Español.
Año de la edición leída: 2011.
Editorial: Seix Barral.
Formato de lectura: Libro electrónico.

Personajes: 

Amelia: Una mujer adinerada que ama los pleitos. Es dueña de una destilería de whisky, además de ser la fundadora del café. 
Lymon: Un hombre jorobado que llega por casualidad a la región. Algo charlatán. Dice ser primo de Amelia.
Marvin Macy: Ex marido de Amelia. 
Henry Macy: Hermano de Marvin. 

Opinión personal: 

El primer capítulo es nostalgia pura, narrando la desolación de un pueblo, y después marcha hacia atrás para narrar qué fue lo que pasó en aquél lugar, una característica del llamado American Gothic.

La historia me pareció un tejido muy bien logrado de la denominada "prosa poética". Hay momentos en los que la autora adelanta fragmentos de lo que va a suceder, para bien o para mal. 

La narración de los escenarios, y de los detalles que revelan un entorno muy bien construido tanto del pueblo en el que se desarrolla la historia, como de los personajes, sus rutinas y el triángulo freudiano que se desarrolla. 

La prosa es rica y minuciosa; incluso llega a retratarse el cambio de estación, además de las emociones profundas que la autora desarrolla para el lector. son verdaderamente magistrales. 

Sin duda lo disfruté mucho, y lo volvería a leer.


¿Lo recomiendo?

Vaya que sí. Leer a esta autora realmente es un goce literario que nadie puede perderse. 

miércoles, 13 de diciembre de 2017

¿Te comprarías este lector electrónico? | Letras de Tania




Un día del año 2014 andaba en el cine, viendo la cartelera y dudando acerca de qué película ver, cuando apareció frente a mí el cartel de la película conocida en los cines de México como "Está detrás de ti", y en inglés "It follows". 

Me encantó, porque despertó muchas ideas y reflexiones, aún después de haber salido de la sala. Tiene una trama interesante y un guión excepcional, pero creo que lo que más resaltó a la vista en esta peculiar película fue que a pesar de que parece ambientada en los años ochenta, una de las chicas de nombre Yara carga consigo a todos lados un lector electrónico con forma de almeja de mar. Al ser los lectores electrónicos una tecnología relativamente reciente, esto sacar a teorizar, y luego a reafirmar que se trata más de una película con intenciones anacrónicas, para que pareciera intencionalmente que no había un tiempo ni un espacio exactos en donde pudiéramos colocarla con nuestras teorías. 

Fuera de si se trata de un recurso colocado a propósito, el lector electrónico en sí tiene una apariencia curiosa que me hizo investigar en cuanto salí del cine, si realmente existía un producto como ese y por supuesto, si podía conseguir uno para mí. 

El eterno debate libro físico-electrónico no viene al caso porque en lo personal, me fascina poder tener acceso a la lectura desde prácticamente cualquier soporte. Si son libros inalcanzables de manera física, no me molesta en lo más mínimo adquirir un libro electrónico si con ello cumplo mi objetivo de poder disfrutarlo. Es por ello que valoré la "practicidad" de este dispositivo presentado en la película y me obsesionaba un poco la idea de poder cargar mis libros a todos lados en un aparato de tan curiosa forma y color. Tengo que aclarar que soy fanática de los moluscos y almejas, sobre todo en ilustraciones o de aquellos que puedes descubrir de vez en cuando al caminar por una playa, o al acercarte a la zonas aledañas de compras, donde siempre he podido encontrar y disfrutar de la peculiar forma y belleza de estos objetos tan cercanos al mar y a la naturaleza. 

¿Les gustaría poder leer desde un dispositivo así?

Por desgracia, este pequeño y peculiar lector no existe en la realidad, y esto lo dijo el director en una entrevista. En realidad, decidió que valía la pena convertir un estuche de maquillaje de los años 50's en un lector electrónico para la película en aras de hacerla parecer un sueño, y de esta forma lograr el efecto de que no se pudiera catalogar en ninguna época específica. 

Sin duda logró su cometido, aunque a costa de mi fantasía de haber adquirido en un futuro cercano un lector electrónico tan lindo. Tendré que seguir leyendo de las maneras vigentes hasta ahora, o al menos, hasta que alguien tome esta idea y la venda. Me pregunto si alguien además de mí la compraría... 

¿Qué hay de ti? 
¿Te gustaría tener un lector electrónico como este? 
Cuéntame tu opinión en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Viaje otoñal. Parte 1 | Letras de Tania


A finales de octubre tuve la suerte de viajar a Estados Unidos. Específicamente a New York, Salem y Providence. 

Fue un viaje breve pero muy intenso en todos los sentidos. Hay demasiado que podría contar pero trataré de ir por orden y con calma porque me gusta saborear a través de los recuerdos que guardo escritos y por supuesto, las fotografías.

New York City 

Debo confesar que no había volado sola antes, así que me sentía algo nerviosa, pero no ocurrió nada extraño (además del hecho de pasar 4/30 horas junto a dos desconocidos).

Del aeropuerto JFK (al sur de New York), tomé un autobús que me dejó cerca de la 7ma avenida, desde donde caminé mirando la ciudad en movimiento hasta el lugar en el que me encontraría con una amiga con la que conviviría durante todo el viaje.

La saludé, dejé la maleta en el lugar donde nos íbamos a hospedar, y salimos de inmediato a conocer una pizca de NY. Caminamos hasta el Museo de Historia Natural, donde me maravillé con la cantidad de fósiles y animales que representaban distintos ecosistemas (el marino fue sin duda mi favorito).  







Después de recorrerlo casi completo, salimos para comer un sandwich en uno de los food trucks que había cruzando la calle. Fue un momento relajante para tomar fotografías y descansar las piernas antes de continuar nuestro camino. 


Un poco más tarde, atravesamos a pie Central Park para dirigirnos al MET (Museo Metropolitano de Arte), donde nos maravillamos con la sala egipcia, las armas que conservan de distintas épocas, el ala de pintura del renacimiento, y pizcas de otras secciones para las cuales la energía se me estaba terminando. Y no es exageración, porque creo que durante ese primer día caminamos alrededor de 15km. Hubiera querido tener la energía, condición o tiempo para ver lo demás, pero desgraciadamente íbamos con el tiempo muy limitado y mi agotamiento no ayudó en nada.




Por la noche volvimos muy cansadas al alojamiento. Al día siguiente teníamos que tomar el autobús a Providence a las 5pm así que no nos daría tiempo de volver por las maletas. La solución: llevar las maletas con nosotras. Caminamos sobre la 5ta avenida, La Catedral de San Patricio, pasamos por el Centro RockefellerTimes Square y de ahí toda la 7ma avenida. 

Comimos, y después nos dirigimos al High Line, que recorrimos tranquilamente hasta que nos acercó a la estación de autobuses Port Authority, desde la que partimos hacia Providence.


Anochecía cuando salimos de New York, y pudimos disfrutar de las vistas de la ciudad antes de alejarnos por la carretera...


Pronto les contaré la siguiente parte del viaje. Espero que hayan disfrutado de esta breve semblanza, al igual que de las fotografías. 

¿Les gusta viajar? ¿Qué lugares han visitado? Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S. 




miércoles, 6 de diciembre de 2017

Reto de escritura: actualización final | Letras de Tania



Ha terminado noviembre.

30 días escribiendo sin parar, y he sobrepasado las 50,000 palabras del NaNoWriMo.

¡Al fin lo logré! El pasado 29 de noviembre cumplí con la meta y el 30 la superé por unas cuantas palabras. Cuando comencé este reto no sabía lo difícil que iba a ser sostenerlo, y hubo días que pasé dando muchas vueltas y tomando notas por todos lados para luego pasarlas a la novela y desarrollarlas de manera plena, justo como se lo merecían. Como resultado de haber tomado este reto en serio y un día a la vez, hasta que me sorprendí a mí misma terminando antes del tiempo estipulado. 

Les dejo la crónica de cada día, documentada originalmente en el instagram del blog: haz click AQUÍ para visitar la cuenta completa. 






Gráfica final del reto
¡En verdad lo logré! Realmente me probé que podía ser tan productiva como quisiera si me planteaba un plan desde el principio y era estricta con mis hábitos y horarios. Ahora tengo una novela completa en mis manos, la cual dejaré reposar todo diciembre para empezar de lleno con la edición los primeros días de enero. 

Ahora, me dedicaré a escribir otros cuentos y proyectos que tengo en puerta con la seguridad de que todo es posible si hay esfuerzo y dedicación de por medio. 

Imagen que NaNoWriMo para conmemorar la victoria

¿Qué opinan de este tipo de retos? 
¿Han tenido alguno similar de escritura, o de otra área? 
¿Cómo les fue? 
Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto! 

Tania S.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Escribir es vivir | Letras de Tania

La escritura me da vida.
Me despierta, me libera del letargo;
me enerva, y a la larga fascina
de una y mil maneras.
Escribir me pierde,
y me ayuda a encontrarme de nuevo.




Por esta y otras muchas razones considero que escribir es vivir.
¿Ustedes qué opinan?
Cuéntenme en los comentarios qué opinan al respecto.

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

Instagram: letrasdetaniablog 📖🖋

sábado, 25 de noviembre de 2017

Sueños: Sin cara | Letras de Tania

La noche del 19 de noviembre tuve un sueño muy extraño.

Soñé que era un día muy especial, como si celebrara junto con mi familia una gran fiesta, y que el lugar en el que se levaba a cabo era muy grande, con amplios salones alfombrados de diferentes colores, y algunos tenían aparadores de cristal con maniquíes modelando conjuntos de distintas épocas. 

Comencé a recorrer los salones, cada vez más hermosos y decorados, cuando comencé a notar movimientos extraños en los maniquíes. A veces cambiaban de pose, e incluso parecían moverse de vez en cuando como si el cristal les impidiera escapar, como si se tratara de una jaula. Al principio traté de ignorarlos porque mi atención estaba en pasar momentos geniales con mi familia, pero poco a poco se hizo inevitable el hecho de que aquellas figuras enceradas de grandes pestañas estaban buscando algo más que mirarnos celebrar. 

No pasó mucho tiempo antes de que notara la primera incidencia. Entré a uno de los salones hexagonales buscando a mi hermana, cuando noté que dos de los tres maniquíes que había ahí habían desaparecido, dejando solo sus huellas en el polvo dentro del lugar en el que antes se habían encontrado. 

Me dio un poco de miedo, y luego pasé de eso al terror porque comencé a verlos cerca de la gente que quiero: estaban quietos, pero demasiado al tanto de lo que hacíamos. 

Por alguna razón, ninguna de las personas conocidas se daba cuenta de lo que sucedía, como si fuera la única que notara cada movimiento. 

En un momento en el que me encontraba observando un salón lleno de gente que bailaba una especie de vals, mi hermana se me acercó.
"Recibí tu mensaje, y varias personas que también lo recibieron ya están caminando hacia allá"
"¿Mensaje? Ni siquiera traigo mi bolsa en la mano. La dejé en el guardarropa junto con mi teléfono"
"¿De verdad? Pues todos recibieron un mensaje tuyo que decía que fuéramos al salón más lejano, el de alfombra azul. No decía por qué."

Me asusté. No sabía quién era la persona que estaba enviando esos mensajes y algo me decía que toda esa gente no se estaba dirigiendo con alegría a la mejor parte del lugar. Podía ser una trampa. 
Fue entonces cuando me adelanté con rapidez hasta el salón de alfombra azul, y me sorprendí mucho al ver a dos maniquíes de niños con mi teléfono en las manos. Ninguno se movía en el momento en el que me les acerqué, pero cuando traté de tomar mi teléfono uno me tomó del brazo y trató de hacerme caer al suelo. El otro se puso de pie y echó a correr a una puerta abierta que estaba en completa oscuridad al fondo de la sala azul. Algo se oía dentro de esa sala; un gruñido extraño que provenía de ahí, junto con una silueta sin rostro que apenas se distinguía en la oscuridad. Esto hizo que se me erizara la piel, alertándome y buscando alejarme de inmediato. 

Debía escapar. Debía alejar a la gente de la sala azul, así que empujé al maniquí de niño que aún seguía molestándome y eché a correr a la entrada de la sala. Antes de que cualquier persona pudiera poner un pie en ella, jalé las puertas lo más rápido que pude y cerré por fuera la sala. Por suerte para todos, esa puerta era el único acceso a ella. 

La gente me miró, extrañada por mi actitud y mi rostro afectado por un miedo indescriptible. Comenzaron a preguntarme acerca de la sorpresa que les había prometido dentro de ese lugar, o que al menos explicara por qué cerraba la sala azul de golpe.

No quise explicar nada en el momento porque sabía que nadie más había visto lo que yo vi, y mucho menos comprenderían que estaba tratando de protegerles, así que me limité a decir que me habían dado indicaciones de cerrar porque se había roto uno de los cristales y habría que limpiar meticulosamente antes de permitir el paso de nuevo. Pareció que me creyeron, y volvieron a los demás salones alfombrados entre risas y ganas de seguir celebrando. 

El sueño terminó en que yo me quedaba recargada en la puerta, y a mi espalda, un ronco gruñido me susurraba al oído que aquello aún no había terminado.


martes, 21 de noviembre de 2017

Reto de escritura: actualización a los 20 días | Letras de Tania

Ayer fue el día 20 dentro del reto de escritura "NaNoWriMo", y debo decir que estoy más que entusiasmada al respecto. 

Jamás me imaginé que podría llegar a escribir tanto en tan poco tiempo. Tal vez porque siempre que me he sentado ha escribir ha sido por etapas y en momentos en los que llegué a escribir y corregir el estilo de cuentos. Escribir una novela es mucho más que terminas 10 cuartillas y dedicarme de lleno a leerlas una y otra vez. Esta vez la tarea va mucho más allá de eso porque estoy volcada de lleno en un proceso de redacción que a estas alturas parece interminable. 

Aunque llevo la cuenta del número de palabras y de los días que faltan, me siento demasiado involucrada con esta historia: la sueño, la pienso, e incluso la transpiro. Me alegra estar de humor con este tema para poder emitir las ideas que quiero, y no detenerme hasta que haya quedado completamente satisfecha con el resultado final. Por ahora, les dejo la crónica en imágenes del instagram del blog Letras de Taniaque actualizo a diario con imágenes de mi progreso en este titánico reto y otras cosillas más relacionadas a la inspiración, lectura o escritura:








¿Qué les pareció la crónica de estos días? 
¿Les gusta escribir? Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S. 

sábado, 18 de noviembre de 2017

Eventos geniales: Una macabra celebración al libro | Letras de Tania



El pasado domingo 12 de noviembre fue conmemorado en México el "Día Nacional del Libro", que busca promover la lectura a través de diversos eventos. 

Asistí a un Coloquio muy interesante que fue organizado dos días antes (el viernes 10) que se llamó "Páginas extrañas, mórbidas o crueles" y cuya sede fue el antiguo colegio de San Ildefonso, en el centro histórico de la Ciudad de México. 

Programa:

8:30 hrs. Registro

9:00 hrs. Apertura. Joaquín Diez-Canedo, Director General de Publicaciones y Fomento Editorial, UNAM

9:20 hrs. Conferencia Inaugural

Rafael Pérez Gay, escritor

Presentación: Odette Alonso, Dirección General de Publicaciones Y Fomento Editorial de la UNAM

10:10 Mesa 1: Libros raros, inexistentes o peligrosos

Libros resucitados

Ricardo Bernal, Escuela Mexicana de Escrtores

El Malleus maleficarum: el libro que golpeó a las brujas europeas

Cecilia López Ridaura, Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad Morelia, UNAM

Moderación. Odette Alonso, Dirección General de Publicaciones Y Fomento Editorial de la UNAM

11:15 hrs. Receso

11:40 hrs. Mesa 2. Bibliotecas o libros perseguidos o destruidos

¿Qué sobrevive a un libro en llamas?

Otto Cazares, Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM

Sade, monstruos y otros archivos de Michel Focault

Francisco de León, Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM

Moderación: Teresita Cortés Díaz, Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM

12:45 hrs. Mesa 3. Autores infames, vengativos y apropiadores

Entre lo obsceno, lo inmoral y políticamente correcto. Lolita, de Vladimir Nabokov

Gerardo Gervacio Rayón, Instituto del Libro y la Lectura

La desesperación tiene sus propios libros

Camilo Ayala Ochoa, Dirección General de Publicaciones Y Fomento Editorial de la UNAM

Moderación: Hilda Leticia Domínguez Márquez, Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM

Opinión personal: 

A pesar de ser un evento breve, el programa estuvo bastante surtido, como habrán podido apreciar mediante el programa. 

Cada conferencia me pareció interesante y amena. Algunas iban acompañadas de presentaciones con ilustraciones para ejemplificar lo que trataban de demostrar (como en el caso de la conferencia sobre el Malleus Malleficarum), mientras que otros sólo mostraron sus valiosos ejemplares físicos, por lo cual también estoy agradecida porque aunque no se pudieron apreciar desde tan cerca, el simple hecho de que los tuvieran a la mano y los mostraran hizo la experiencia mucho más rica, mucho más tangible. 

El coloquio terminó de manera reconfortante con la promesa de Camilo Ayala Ochoa de que habría un libro resultante de este ciclo de conferencias, y el cual estaré esperando ansiosamente. 

En conclusión, me pareció una reunión bastante agradable entre gente amante de la lectura, y fue lindo salir por la tarde y recorrer la calle de Donceles, que se encuentra repleta de librerías de nuevo y usado. Fue el ambiente ideal para culminar la celebración tener la fortuna de solicitar en una de ellas las obras completas de Francisco Tario, autor que me ha llamado mucho la atención si recuerdan el Coloquio de Literatura Fantástica al que asistí hace unos meses, y que me aventuraré a explorar en un curso que comenzará en diciembre. 

También me quedé con ganas de investigar más acerca de algunos de los temas y con muchas recomendaciones de lectura que espero poder agregar a la lista del 2018. Se vienen eventos y lecturas interesantes para el siguiente año, pero ya hablaremos de eso cuando esté por llegar. 

¿Qué opinan ustedes?

¿Conocían los libros de los cuales se habló en el coloquio? 
¿Hay alguno que les haya despertado un nuevo interés?

Cuéntenme en los comentarios. 
¡Nos leemos pronto!

Tania S.



sábado, 11 de noviembre de 2017

Reto de escritura: primeros 10 días | Letras de Tania

He de hacer una confesión antes de continuar: han sido días complicados.

Me he dedicado casi de lleno al "NaNoWriMo" (National novel writing month), en el que mucha gente de todo el mundo se propone escribir 50,000 palabras al final de noviembre. Eso deja un reto de escritura diaria de 1667 palabras al día. 

Volví de un viaje el dos de noviembre y no pude hacer imágenes con actualizaciones hasta el día 3, aunque el trabajo de escritura ya lo había comenzado desde antes de dicho paseo, para estar prevenida y no tener acumuladas esas 3,334 palabras a mi regreso.

Ahora me encuentro de lleno con la escritura de esta idea que tengo tan clavada en la mente desde hace unos meses y que quisiera terminar lo antes posible para dedicar mi mente a más ideas. ¡Hay tantas! Sólo necesito el tiempo para poder dedicarlo de lleno a desarrollarlas.

Si les interesa el NaNoWriMo y quisieran saber más sobre este interesante reto, les dejo el enlace con la página AQUÍ, y de paso, puedan echar ojo de mis estadísticas de escritura.

Dejo aquí las imágenes que he estado subiendo al Instagram "Letras de Tania" con las actualizaciones que trato de hacer seguido sobre mi progreso, junto con algunas notas breves para comentar el progreso. 







¡Estoy contenta! Y hoy que comienza el día 11 tengo un plan para terminar antes del anochecer. Esperemos que funcione. ¡Deséenme suerte!

¿Qué hay de ustedes? ¿Les gusta escribir? ¿Participarían en un reto así?

Cuéntenme en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.