El blog oficial de Tania A. Santos

lunes, 23 de octubre de 2017

Sobre las puertas de la vida | Letras de Tania

Hice esta reflexión hace un tiempo y me gustaría volver a compartirla porque me parece algo vigente a lo largo de toda la vida. 


Dicen que cuando una puerta se cierra, otras se abren.

Mucha gente se queja de que no pasa nada inmediatamente después de haber cerrado la puerta previa, pero… ¿la estarán cerrando correctamente?
La vida no admite puertas entreabiertas sin efectos secundarios. Es casi caprichosa la decisión de abrir las mejores puertas solamente cuando hemos dejado de mirar hacia atrás y, por ello, de abrir las peores para tratar de ver “lo que pudo haber sido”.

Las mejores puertas se abren cuando sabemos cual elegir, cuando sabemos lo que queremos y nos acercamos a aquella puerta que nos lo ofrece. Cuando nos tomamos ese tiempo para ver pros y contras que cada una conlleva, y cuando tenemos el valor de enfrentar lo que sea que venga una vez que dicha puerta se ha abierto, es cuando la real aparece, a veces de la nada, y brilla señalando el mejor camino.

Así es como le gusta jugar a la vida.
lustración realizada por: Guillermo García Meraz
Contacto: guillermo.garcia.meraz@gmail.com
Instagram: Guillermo_meraz

¿Y bien? ¿Cierran todas sus puertas, o mantienen alguna abierta en caso de ser necesario? 
Cuéntenme su opinión en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto! 

Tania S.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Nueva sección "Retratos escritos" por Álvaro Azofra | Letras de Tania

Hola, amigos lectores. Con este texto inauguramos la sección ocasional a la que llamaremos "Retratos escritos", por Álvaro Azofra. Él es madrileño, amante de la historia, la fotografía, y le fascina escribir. Adicional a esto, ama a México y se solidariza con nosotros, por lo que me envió este texto para poderlo compartir.

Sé fuerte, México.
Sé que sabéis que no tengo sangre, ni familia en México,
aunque eso último es relativo,
porque los amigos son la familia que se escoge,
y eso sois Mi Gran Familia, y yo me siento de allí.
Quiero que cada uno sintáis un abrazo mío de corazón
y sentir como si estuviera allí apoyándoos
a cada uno de de vosotros y a los vuestros,
y es imposible no escribir esto
sin que se me salten las lágrimas.
No seré de México pero os digo algo:
VOLVEREMOS a alzarnos,
como el águila de su escudo,
 y volaremos, alto y lejos. 
Un fuerte abrazo. 
💚♡💗
Álvaro Azofra



¿Y bien? ¿Qué les pareció?
De vez en cuando compartiré textos suyos en esta nueva sección, pues es un colega y amigo que tiene mucho que decir y estoy gustosa de brindarle el espacio. 
Espero que este y los futuros textos sean de su agrado. 
Compartan su opinión en los comentarios. 

¡Nos leemos pronto!

Tania S.

sábado, 14 de octubre de 2017

Manifiesto de libertad | Letras de Tania

Escribí esta nota titulada "Manifiesto de libertad" en el año 2012, el año en el que la determinación pareció florecer. 
Vuelvo a leerlo y sólo pienso en lo mucho que podemos ver el crecimiento a través de los escritos. 


24-agosto-2012
Libre, libre. Libre me extiendo, libres se mueven mis manos. Cual corcel a la llanura verdosa, cual amazona a la cacería.
Fuerte, tenaz, disciplinada, decidida. Ni un atisbo de duda cabe en mi alma ya.
Libre, libre, sin riendas, corcel alegre, que brincas y corres por praderas imperecederas, por saladas arenas que el mar abraza con su suave brisa y el sol abrasa con su calor.
Respira libertad, yegua salvaje, que aquí nadie tiene la capacidad ni la valentía ni la inteligencia ni la astucia suficiente para domarte.
Libre, ¡libre al fin!
Libre y serena, independiente, autosuficiente.
Libre, contenta, fugaz, cambiante, rebelde.
No te fíes de nadie, potrilla alocada, que aquí todos desean poseer tu fuerza, tu belleza, tu piel, tu aroma y tu carne.
Libre trota, relincha al viento y a los sueños que aún no nacen. Entrégate a una sombra que se extiende siempre a lo lejos, más allá de mis ojos gastados y de mi experiencia mental curtida por el sufrimiento y la decepción.
¿Dudas? No hay necesidad.
Eres libre. ¡Por fin eres libre!
Libre de reír, de crear, de conocer y reconocer algo que puede que sea mío o puede que nunca lo haya sido.
Ya no te importa. Sólo sé que eres libre, y que te encanta esta libertad.
Festejo mucho esta noche. Por fin soy eterna en mí. Sin pertenecer a nadie ni en pensamiento, ni en obra, ni en absolutamente nada. ¡Eres libertad dentro de mi cuerpo!
¡Soy mía, sólo mía!
Mía, mi cariño, mis sonrisas, mis escritos, mi amor, mis pechos, mi espalda, mi cintura, mis caderas, mis ojos, mi malicia y mi seducción.
Mía, enteramente mía. Soy mía y sobre mí tengo propiedad entera. No le pertenezco a nadie. No soy de nadie al igual que nadie es de mí.
A mis pies se extiende un camino distinto. Es tiempo de trotar a voluntad en esa dirección.
En un principio permanecía temerosa al respecto de esto. ¿Qué será de alguien que lleva mucho tiempo sin ser ella mísma?
Dejando de lado esa idea, ahora apagada por el inmenso brillo de esta libertad infinita, reitero en este escrito lo esencial: soy mía. Mis lágrimas, mis sueños, mis pensamientos, mi ser entero pertenece a mí misma. Hago mi voluntad. Bailo, camino, beso, sonrío. Todo está más hermoso de lo que esperaba y mis proyectos crecen más cada día y se dirigen a lugares más lejanos, más inmortales.
La migración no debe parar. Crear con letras nuevos puentes de un destino infinito. Juegue, viaje, ría, gane o pierda en uno de sus múltiples obstáculos, la libertad me da la licencia completa para nunca detenerme, y, por lo tanto, nunca dejarme vencer.
Respira profundamente y corre, que la vida no espera.

¿Qué hay de ustedes? ¿Llevan algún diario?
¿Han notado su madurez mental mediante alguna evidencia escrita?

Cuéntenme en los comentarios.
¡Nos leemos pronto!

Tania S.